Dr. Strangelove (1964)

Puede comprar su tiquete o boleto por medio de Sinpe Movil, transferencia, depósito o Paypal. Valor del Boleto o tiquete: 3.000 colones. Si paga por medio de Paypal es de 5.5 dólares. Consultas al WhatsApp 8849-8034.

Dirección: Stanley Kubrick

Producción: Stanley Kubrick

Diseño de producción: Ken Adam

Guion: Stanley Kubrick, Peter George y Terry Southern

Basada en: Red Alert de Peter George

Música: Laurie Johnson

Maquillaje: Stuart Freeborn

Fotografía: Gilbert Taylor

Montaje: Anthony Harvey

Protagonistas:
Peter Sellers
George C. Scott
Sterling Hayden
Keenan Wynn
Slim Pickens
Tracy Reed

Como muchas otras cintas de la época, la película fue filmada en blanco y negro, con abundantes escenas en penumbras, aspecto que enfatiza el característico humor negro de Kubrick.

El general de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Jack D. Ripper (Sterling Hayden; nombre que se pronuncia Jack The Ripper, Jack el Destripador), planea dar comienzo a una guerra nuclear con la Unión Soviética con el objetivo de impedir lo que considera una conspiración comunista para fluorizar el agua, contaminando así los «preciosos fluidos corporales» de los estadounidenses. Da la orden, sin la autorización del presidente Merkin Muffley (Peter Sellers), a su escuadra nuclear de combate, de bombardear sus respectivos objetivos dentro de la Unión Soviética, con la esperanza de que el presidente ordene un ataque a gran escala al no encontrar otra opción.

El general Ripper desconoce, sin embargo, que los soviéticos cuentan con un «Dispositivo del Fin del Mundo», el cual se activaría automáticamente en caso de detectar un ataque nuclear sobre territorio de la Unión Soviética, destruyendo toda vida sobre la faz de la Tierra por contaminación radiactiva.

El Dr. Strangelove (Peter Sellers), excientífico nazi y asesor del presidente, explica al personal congregado en el salón de guerra del Pentágono cómo el dispositivo es una extensión natural de la estrategia de la Guerra Fría de la destrucción mutua asegurada, que opera como disuasor a un intercambio nuclear real. Es más, la máquina no puede desconectarse, pues esto disminuiría su valor como disuasor.

El plan de ataque enviado por el general Ripper estipula que los aviones de la escuadra no deberán obedecer a ninguna comunicación, a menos que ésta cuente con un código secreto prefijado, conocido únicamente por el general, evitando así que otra autoridad aborte el ataque.

Como resultado, el gobierno estadounidense coopera con los soviéticos para detectar y derribar sus propios aviones, a menos que pudieran contactar con ellos y regresaran. La base aérea dirigida por el general Ripper es atacada por tropas del Ejército de los Estados Unidos y éste ordena defenderse, disparando personalmente una ametralladora contra los atacantes. Finalmente la base es capturada y el general Ripper se suicida tras la rendición de sus fuerzas.