Los Siete Magníficos (1960)

Puede comprar su tiquete o boleto por medio de Sinpe Movil, transferencia, depósito o Paypal. Valor del Boleto o tiquete: 3.000 colones. Si paga por medio de Paypal es de 5.5 dólares. Consultas al WhatsApp 8849-8034.

Dirección: John Sturges

Producción: John Sturges

Guion: William Roberts y Walter Newman

Basada en: Los siete samuráis de Akira Kurosawa

Música: Elmer Bernstein

Fotografía: Charles Lang

Montaje: Ferris Webster

Protagonistas:
Yul Brynner
Steve McQueen
Charles Bronson
James Coburn
Horst Buchholz
Robert Vaughn
Eli Wallach
Brad Dexter
Rosenda Monteros

Un pequeño pueblo mexicano cerca de la frontera con los Estados Unidos es asediado por una banda de malhechores, dirigidos por el sanguinario Caldera (Eli Wallach), que le quita a los labradores el fruto de sus cosechas. Los habitantes del pueblo deciden pedir ayuda a pistoleros profesionales estadounidenses, ya que les resulta más barato que comprar armas.

A la vista de una paga reducida, acuden finalmente sólo siete hombres, determinados a liberar al pueblo de esa plaga: Chris Adams (Yul Brynner), el jefe de los siete, siempre decidido a todo (comenta que nunca se les había ofrecido tanto como en aquella ocasión, y que consistía en todo cuanto tenían); su amigo y ayudante Vin (Steve McQueen); Bernardo O´Reilly (Charles Bronson), un hombre fuerte y sentimental querido por los niños; Britt (James Coburn), alias «largo», hábil tanto con el cuchillo como con el revólver; Lee (Robert Vaughn), un hombre sensible al igual que extraño, al que pocas veces se le ve utilizar arma alguna, según él, no debe nada a nadie… excepto a sí mismo; Harry Luck (Brad Dexter), un hombre no muy hábil con el revólver, que acaba demostrando que tiene un corazón valeroso cuando se trata de ayudar a un amigo; y, por último, un joven al que llaman Chico (Horst Buchholz), que no acepta un no por respuesta.

Caldera y sus hombres no tardan en aparecer por el pueblo, pero tanto los siete mercenarios como los labradores les sorprenden y acaban con la mayoría de ellos, exceptuando a Caldera y a otros veinte de los cuarenta que eran. Chico «coge prestado» un sombrero mexicano y consigue infiltrarse en el campamento, logrando una información valiosa: volverán a atacar. Pero Caldera, que lo reconoció, había ido con sus hombres al pueblo mientras los siete estaban de camino hacia el campamento. Al llegar allí, Caldera revela que el sopero del pueblo es un traidor, pero que en realidad ha sido engañado. Caldera obliga a los siete a partir a la frontera con diez de sus hombres como escolta.