La Bella Y La Bestia (1946)


Puede comprar su tiquete o boleto por medio de Sinpe Movil, transferencia, depósito o Paypal. Valor del Boleto o tiquete: 3.000 colones. Si paga por medio de Paypal es de 5.5 dólares.

Dirección: Jean Cocteau

Producción: André Paulvé

Guion: Jean Cocteau

Basada en: La Bella y la Bestia de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont

Música: Georges Auric

Fotografía: Henri Alekan

Montaje: Claude Iberia

Protagonistas
Jean Marais
Josette Day
Mila Parély
Nane Germon
Michel Auclair
Marcel André

Un mercader al borde de la quiebra vive en el campo con sus cuatro hijos, un varón, Ludovico (Michel Auclair) y tres hijas, Felicia (Mila Parely), Adelaida (Nane Germon) y Bella (Josette day), a la que corteja Avenant (Jean Marais), amigo de su hermano. Las hermanas de Bella son malas, egoístas, tienen mal carácter y tratan a su hermana como si fuera una criada . Cocteau convierte a veces el cuento en farsa, como por ejemplo cuando el croar de los patos parece dirigir una reconvención a las hermanas de Bella, momentos en los que el cuento se aproxima al de Cenicienta.

Un día el padre parte en viaje de negocios y, antes de irse, promete a sus hijas que les traerá regalos: un loro y un mono a Felicia y Adelaida junto a una tonelada de joyas y una linda rosa para Bella. En su camino se pierde en un bosque donde encuentra un castillo extraño y majestuoso. Tras cenar y pasar allí la noche, ve una rosa y la corta para llevársela a Bella, pero en ese momento aparece el propietario del castillo (Jean Marais) un monstruo dotado de poderes mágicos con aspecto medio humano y medio animal. La Bestia condena a muerte al mercader, pero le perdonará si accede a darle una de sus hijas. Bella acepta sacrificarse por su padre y se va al castillo en un viaje filmado a cámara lenta para darle un carácter onírico. Cuando ve a la Bestia comienza por desvanecerse, pero según pasa tiempo con ella comienza a amarla. Más allá de las apariencias descubre al hombre que hay tras la Bestia y adivina el alma pura que se esconde bajo su fealdad hasta que la sinceridad de su amor le permite devolver a la Bestia su aspecto humano, el de un bello príncipe que desea casarse con ella. El príncipe resulta tener la apariencia de Avenant, mientras que éste, muerto a causa de su avaricia, toma el aspecto de la Bestia.

En la película hay dos mundos diferentes: por una parte la casa burguesa y ordinaria del mercader y por otra el castillo encantado de la Bestia donde todo es posible. El bosque misterioso es el vínculo entre los dos mundos. En el interior del castillo y alrededor del mismo candelabros, jardines y cariátides están vivos. A lo largo de la película la Bestia desvela cinco hilos conductores, objetos mágicos de los que algunos se han tomado prestados del cuento de hadas de Madame Leprince de Beaumont: la rosa, una llave de oro, un guante, el espejo y, por último, el caballo blanco llamado «El Magnífico (Le magnifique). Al final los dos mundos se reúnen, la habitación de Bella se encuentra en la de su padre, pero también en el castillo. La Bestia se salva cuando su personaje se funde con el de Avenant que adquiere el aspecto del monstruo.

Cocteau modificó el final del cuento de hadas, en el que un hada benevolente intervenía a favor de Bella para recompensar a los buenos y castigar a los malos.