El Día Que Paralizaron La Tierra (1951)


Puede comprar su tiquete o boleto por medio de Sinpe Movil, transferencia, depósito o Paypal. Valor del Boleto o tiquete: 3.000 colones. Si paga por medio de Paypal es de 5.5 dólares.

Dirección: Robert Wise

Producción: Julian Blaustein

Guion: Edmund H. North.

Basado en el relato corto de Harry Bates El amo ha muerto (Farewell to the Master, 1940).

Música: Bernard Herrmann

Fotografía: Leo Tover

Montaje: William Reynolds

Protagonistas:
Michael Rennie
Patricia Neal
Hugh Marlowe
Sam Jaffe
Billy Gray
Frances Bavier
Lock Martin

En el contexto de la Guerra Fría, Hollywood se impuso la tarea de alertar al ciudadano medio de los peligros del comunismo, lo que cinematográficamente se tradujo en la producción de docenas de thrillers y melodramas poblados de espías soviéticos o de traidores estadounidenses, y de un no menor número de películas en las que la amenaza roja llegaba a la Tierra en forma de marcianos, selenitas o cualquier otro habitante del sistema solar dotado de la suficiente capacidad tecnológica y militar como para acabar con el estilo de vida estadounidense. En medio de esta tendencia ideológica, surgió The Day the Earth Stood Still, producción con la que el director Robert Wise se opondría la tendencia de la época, para emitir un discurso pacifista.

La historia comienza en Washington D.C. cuando el Ejército y la Fuerza Aérea de Estados Unidos detectan un objeto no identificado (OVNI) volando a una velocidad vertiginosa. Informan por radio y televisión, y el pánico se desata entre los ciudadanos, cuando una nave aterriza en un parque.

Del interior de la nave surge una figura antropomorfa vestida con una ropa de apariencia metálica, y tras él sale un robot de tres metros de altura llamado Gort (Lock Martin). Los soldados, alertados del encuentro, se arman y preparan para un posible ataque por parte del extraterrestre. La situación se pone tensa cuando el visitante realiza movimientos con un objeto similar a un revólver, siendo herido por un soldado nervioso. Esto conlleva que el robot comience a destruir las armas de los humanos con un rayo óptico. Tan pronto el visitante se recupera, detiene a su robot, y en un inglés perfecto, señala que el objeto sospechoso es una sonda para exploración planetaria y solicita hablar con los líderes mundiales, presentándose como Klaatu (Michael Rennie).